Transforming organizations to grow
by designing customer & employee
experiences.

Contacta con nosotros.
Podemos ayudarte en tus retos de negocio.

+34 600 40 13 20

hola@bloom-mood.com
Transforming organizations to grow
by designing customer & employee
experiences.

Contact Us.
We can help you with the challenges your business is facing.

+34 600 40 13 20

hola@bloom-mood.com
Top

Todo vuelve…

Olafur Eliasson. Eight circle rotation. 2008

Hacía tiempo que quería asistir a la Feria ARCO. Soy una entusiasta del arte contemporáneo pero nunca antes había tenido la oportunidad de visitar esta exhibición, siempre aparecían otros temas más urgentes que tenían prioridad. 

Sin embargo, este año lo tenía claro, “Me voy a ARCO sí o sí”. Además, me apetecía mucho visitar a varias personas en Madrid y contarles personalmente mi nueva aventura profesional. 

Tuve la suerte de que me acompañara mi amiga Cristina Pallas. Cristina es Art Advisor, especializada en arte contemporáneo, fue un auténtico lujo asistir a ARCO con ella. En el trayecto a Madrid nos pusimos al día de nuestras vidas, proyectos, sueños y trabas varias para hacerlos posibles. ¡Qué bien me sentó charlar con Cristina! 

Llegamos a Ifema y después de hacer una larga cola pudimos acceder al recinto. La visita a ARCO superó todas mis expectativas, estuvo llena de vitalidad y energía. Íbamos paseando por los pasillos, dejando que las obras de arte se apoderaran de nuestra atención. Me sentía como una niña que observa a los adultos conversar de “cosas importantes”. Me encantaba ver la relación entre galeristas, coleccionistas de arte y artistas, saludándose después de tanto tiempo, con ese look tan distintivo, desenfadado, moderno y un punto “posh”.

Para mí ARCO es un lugar de descubrimiento de nuevas tendencias, un punto de encuentro, un espacio de inspiración, creatividad e innovación. Siento que todo ello  conecta muchísimo con el momento vital en el que estoy ahora. Como ya os comenté en el post “¡Nuevos retos por delante!”, el 2022 representa para mi el inicio de una nueva etapa profesional muy conectada con todos estos atributos.

Llevar a cabo la transición de la vida corporativa a crear mi propia compañía es un gran reto que estoy disfrutando minuto a minuto. Después de muchos años trabajando en empresas multinacionales dar este salto me produce un poco de vértigo, pero estoy absolutamente ilusionada en sacar adelante esta nueva andadura. 

No es fácil definir la propuesta de valor, concretar en qué me quiero focalizar y en qué me quiero diferenciar, pero poco a poco la idea va tomando forma. En mi nueva compañía quiero seguir estando muy conectada con el negocio, y quisiera revertir toda mi experiencia en las distintas etapas profesionales para aportar valor como Advisor en temas de transformación de los modelos de negocio, gestión del cambio, aceleración y facilitación de las transiciones de las compañías en los ámbitos de cultura y talento. 

El primer paso que voy a dar es irme a vivir a California una temporada. Me hago un regalo, un fabuloso regalo. Antes de emprender, quiero explorar nuevas tendencias, contactar con personas expertas y conectar con todo el ecosistema emprendedor de Silicon Valley. Me interesa en concreto cómo están las compañías abordando el reto de la transformación organizativa junto con la gestión del talento. En la Universidad de Stanford quiero especializarme en Design Thinking, durante varios años he utilizado esta metodología en distintos proyectos y me gustaría volver con una nueva mirada para ayudar a las compañías en sus procesos de transformación organizativa y cultural.

Algunas personas me preguntan: ¿pero, exactamente a qué te quieres dedicar? Tengo clara la dirección, aunque no sé el destino final. Hace poco hablaba con un experto en innovación que montó su propia compañía años atrás y me decía que este proceso es como una gestación, que me tomara mi tiempo y disfrutara de cada una de las etapas por las que estoy pasando. ¡Os puedo prometer que estoy siguiendo su consejo al pie de la letra!

En estos momentos de cambios importantes en mi vida, estoy sumamente porosa, cualquier cosa me llama la atención, me noto receptiva a muchos insights y aprendizajes. Una de las reflexiones que a menudo me ha venido a la mente es que cuanto más das, más recibes. Ahora que emprendo una nueva aventura profesional, han contactado conmigo gente a quienes en un momento dado atendí, personas a quien en un momento pasado fui capaz de ayudar o simplemente compartir mis aprendizajes en alguno de mis post del Blog o en alguna charla. Ahora que mi vida está en plena transformación profesional, siento que todo vuelve. Este hecho me produce una gran satisfacción y a la vez la sensación de que es un valor a incorporar en nuestras dinámicas profesionales. El valor de la generosidad y la entrega sin necesidad de buscar nada a cambio, simplemente por el placer de ayudar a otra persona.

Volviendo al primer paso, ahora estoy preparando mis próximos meses en California y cada noche me pongo en contacto con distintas personas en Silicon Valley. Un hecho que me ha sorprendido gratamente es su predisposición a ayudar. En cada uno de los interlocutores percibo ese esfuerzo generoso para ofrecerme una apreciación que pueda ser de utilidad: algunos me han pasado una web interesante de una compañía que está haciendo algo parecido a lo que yo quiero hacer, otros me han dado la referencia de una formación, un libro o sencillamente sabios consejos para emprender. Y al final de cada videoconferencia, siempre hago la misma pregunta: ¿Sabes de alguien que me pueda ayudar en alguno de estos temas? Sorprendentemente siempre sale otro contacto para realizar otra videoconferencia.

Como todo proceso de gestación requiere su tiempo, yo también me doy mi tiempo para ir creando mi nuevo proyecto, con valentía y determinación, innovando, mirando hacia adelante, explorando nuevas tendencias, conectándome con gente extraordinaria… todo ello muy parecido a las sensaciones que tuve en ARCO, cuando contemplaba las obras y observaba cómo interactuaban entre sí los profesionales del mundo del arte.

Y tú, ¿cómo afrontas los cambios? Me encantaría que compartieras conmigo tus vivencias en la creación de un nuevo proyecto.