Tres pilares para conseguir una madurez digital

madurez foto bengala

Cada vez escuchamos con más frecuencia que la trasformación digital no va de tecnología sino de gestión del cambio  pero, ¿cómo lo hacerlo? Esta es la reflexión en la que se encuentran muchas empresas.

Actualmente, el esfuerzo digital pasa a ser una ventaja competitiva . Debemos conseguir tener una mirada digital en la estrategia de negocio. La estrategia de la compañía debe centrarse en analizar cómo enlazar la visión digital al negocio de la empresa y ajustarse rápidamente a los cambios que el entorno digital provoca. Deberemos conseguir mirar a nuestro negocio bajo unas gafas digitales y encontrar la manera en que la tecnología puede actuar como disruptor y cambiar las dinámicas de negocio.

El nivel de madurez digital mide cómo una organización se va adaptando de una manera efectiva al nuevo entorno digital. Para gestionar este cambio y evolucionar hacia una madurez digital, deberemos centrarnos en: 

  • Organización
  • Cultura
  • Talento

Estos tres pilares deberán dar respuesta a:

  • cómo nos organizamos
  • cómo adoptamos una cultura abierta a las nuevas experiencias que la digitalización nos aporta
  • cómo cultivamos el talento que liderará todo ese esfuerzo digital
1.- Organización

En mi anterior post “Evolucionando hacia una #OrganizaciónDigital”, analizaba la evolución organizativa por la que generalmente se tiende, pasando por tres etapas:

  1. Digital Engamement: equipos multifuncionales que liderar iniciativas digitales.
  2. Digital Expertise: Expertos digitales que actúan como consultores internos dentro de la organización.
  3. Digital Integration: Roles digitales integrados en todas las áreas de la organización.
2.- Cultura

Cultivar una fuerte cultura digital implica:

  • tomar riesgos
  • colaboración
  • agilidad
  • aprendizaje continuo
  • compartir objetivos
  • cambios de la manera de trabajar
3.- Talento

Para tener talento con competencias digitales deberemos conseguir:

    • “customer first” mindset
    • colaboración
    • agilidad

Demos oportunidades a nuestra gente que está deseosa de formar parte de estas iniciativas digitales. Ellos actuarán como "talent magnet”, como imanes de otro talento para conseguir reclutar, retener y desarrollar a nuestro talento. Estos perfiles tienen ganas de aprender, por lo que deberemos ir más lejos de la mera formación para crear un entorno de trabajo en el que se pueda crecer, y aprender de una manera continua.

En esta evolución hacia una madurez digital, las organizaciones intentan averiguar qué significa digital para ellas. Es importante definir qué significa digital para una empresa  ya que puede tener distintas manifestaciones. Para unos implica simplificar los procesos de negocio, otros lo basan en la experiencia del cliente, para otros se trata de canales... Lo importante es definir qué es lo que significa para cada empresa, entender cómo la digitalización puede afectar al negocio, entender qué elementos de disrupción existen y crear un sentido de urgencia para entender cómo la digitalización puede transformar el negocio actual.

Es para mí relevante mencionar que tener demasiadas prioridades es generalmente la mayor barrera para conseguir la madurez digital . Una buena señal de que estamos en el camino correcto es acabar eliminando el término digital y conseguir tenerlo incorporado en nuestra dinámica de negocio.

¿Cuáles son para ti los elementos clave para evolucionar hacia una madurez digital?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *